Comunicación para empleados: ¿Una necesidad o una prioridad?

Comunicación para empleados: ¿Una necesidad o una prioridad?

Empecemos por un dato duro para entender la importancia de éste tema, de acuerdo con algunos estudios, las empresas con mayor nivel de compromiso por parte de sus empleados son capaces de incrementar en un 50% la lealtad de sus clientes.

Este dato nos hace ver que sin importar el giro de la empresa, en términos generales la satisfacción de los empleados está directamente relacionada con la de los clientes y suena lógico, sin embargo, muchas veces a los tomadores de decisión de las empresas se les olvida.

Al respecto, la empresa Gallup, desde finales de 1990 comenzó a medir la satisfacción de los empleados a nivel mundial a través de una encuesta que ha ido perfeccionado a través de los años.

Gallup ha identificado tres tipos de empleados

a) Empleados comprometidos con su trabajo

Esto significa que son personas que tienen pasión por su trabajo, una profunda conexión con la empresa e invierte tiempo para impulsarla e innovar.

b) Empleados no comprometidos

Significa que no están contentos con su trabajo, pero no de manera drástica. No están compenetrados en la empresa, trabajan digamos de forma “mecánica” ya que muestran poca energía en su trabajo.

c) Empleados activamente desconectados

Son empleados que prácticamente odian su puesto de trabajo, debilitando de ésta forma los logros alcanzados por sus compañeros.

El reto de tener empleados comprometidos

A través de los años el grupo que ha contado con mayor porcentaje es el de “Empleados no comprometidos con su trabajo”, lo cual a simple vista resulta aceptable, sin embargo, dependiendo del porcentaje de empleados “activamente desconectados” es que se evidencia un problema importante a resolver dentro de la organización.

La solución para los “empleados activamente descontentos” empieza  cuando las empresas establecen  comunicación continua con sus colaboradores  para informarles lo que se espera de ellos, los elogien cuando lo hacen bien, los incentiven para seguir adelante, les ofrezcan herramientas necesarias y la oportunidad de cumplir con retos.

En definitiva es una prioridad ya que hoy en día la comunicación interna en las organizaciones es uno de sus mayores retos en plena época de la sociedad de la información, si las empresas no se preocupan por retener a sus empleados, por mantenerlos al tanto de la información y novedades de la empresa, con dificultad podrán responder competitiva y satisfactoriamente las demandas de los clientes y estarán dando un paso atrás en el establecimiento de un clima laboral óptimo que permita fortalecer la productividad de las compañías.

 

No Comments Yet.

Leave a comment